CÓMO USAR EL MIEDO ANTES DE QUE ÉL TE USE A TI

5 maneras en las que el miedo puede ser motivador

El miedo al fracaso, el miedo al rechazo, el miedo a no ser suficiente – el miedo es una corriente muy común que fluye por nuestras vidas. Y si se lo permitimos, el miedo nos puede mantener en la prisión de lo cómodo y previsible.

Pero también existe una manera en la que podemos hacer que el miedo nos sea de utilidad para conseguir un propósito valioso, ayudándonos a librarnos de la frustración para conseguir la vida que realmente queremos. Sí, has leído bien, si se lo permites, el miedo puede convertirse en tu motivador definitivo.

En tu mente, si no te queda otra opción que tener éxito – si conseguir tu objetivo es una obligación absoluta- entonces no hay nada más que importe, solo conseguir ese objetivo. Te sacrificarás sin pensarlo por un momento. No habrá excusas que valgan. Harás lo que sea para conseguir tu objetivo. Punto y final.

Así es como algunas de las personas más exitosas hoy en día hacen uso del miedo en sus vidas. En lugar de dejar que el miedo se cuele en sus vidas y destruya sus sueños, son conscientes de que el miedo real será el precio que tendrán que pagar si no destinan toda la energía y toda la concentración que tengan para conseguir sus objetivos y cumplir sus visiones. Saben que el miedo de verdad es vivir una vida donde se conforman con o aceptan algo que no es lo que realmente quieren.

¿Cómo puedes adoptar esa actitud y perspectiva? ¿Cómo puedes vivir una vida en la que el miedo se convierte en tu aliado y no tu enemigo?

Aquí tienes 5 consejos para conseguir que el miedo deje de controlar tu felicidad y empezar a hacer uso del miedo a tu favor.

1. DETERMINA SI TU OBJETIVO ES UNA “OBLIGACIÓN”
Pregúntate a ti mismo el coste que pagarás si no dejas atrás tu miedo. Esto te ayudará a descubrir si en realidad el conseguir una meta específica es una “obligación” o un simple “debería”.
¿Te parece confuso? Intenta imaginarte cuandot egnas 80 años, ya hacia el final de tu vida. Te encuentras sentado en una mecedora, reflexionando cómo has vivido tu vida. Ahora piensa desde ese momento en tu futuro en tu vida como si no hubieras conseguido el objetivo que estás persiguiendo en este momento presente de tu vida. ¿Cómo ha afectado al curso de tu vida? ¿Cuáles son tus remordimientos? ¿A qué aspecto te hubiera gustado dedicarle má tiempo? ¿Qué te gustaría haber probado? ¿Existen tristeza y remordimientos en tu vida? ¿Te cuestionas: “Y si hubiera….”?

2. RECONOCE LAS EXCUSAS
Es muy fácil dejar a un lado nuestras esperanzas, deseos y sueños. Buscamos excusas: no tengo suficiente tiempo, no tengo suficiente dinero o recursos, tengo una familia, estoy demasiado ocupado. Y nos escondemos tras esas excusas. Porque nos resultan reconfortantes. Son seguras. Pero esas mismas excusas te llevarán al mismo punto en el que empezaste. Así pues, recuérdalo la próxima vez que una excusa se te pase por la cabeza. Al ser más consciente de la tendencia de la tendencia que tiene tu cerebro a usar excusas para no sentirte responsable, se te dará mejor el hecho de desestimar esas mismas excusas.

3. ADOPTA UNA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO
Las personas a menudo abandonan lo que quieren porque creen que conseguir su objetivo está más allá de sus habilidades. Pero las personas más exitosas albergan una mentalidad de crecimiento. No consideran que sus habilidades sean fijas o rígidas, sino flexibles. Y cuando se enfrentan con un contratiempo, se esfuerzan todavía más. Adoptan una nueva estrategia. Siguen buscando una solución..

4. EL DOLOR APORTA UNA PERCEPCIÓN MUY VALUOSA
Las experiencias más traumáticas pueden ayudarte a pulir lo que realmente quieres y no quieres en tu vida. Fracaso, decepción, situaciones sin salida – se pueden usar todas en un modo para reflexionar y decir: “no ha funcionado, no era la major opción. Entonces, ¿Qué es lo que realmente quiero?” Recuerda que los seres humanos hemos evolucionado para adaptarnos. ASí pues, acepta esta Fortaleza y usa cada una de las experiencias que tengas en la vida como una herramienta que te ayude a aprender más sobre ti mismo y sobre lo que realmente quieres debes tener en tu vida.

5. ACEPTA QUE EL FRACASO ES INEVITABLE
Fracasarás. Es parte del proceso. Cualquier persona exitosa te dirá exactamente eso. Pero el fracaso ofrece perspectiva y también corrige modos equivocados de aproximar un problema. No hay ningún maestro que sea tan eficaz como el dolor de un fracaso. Y no hay lección que sea más duradera que la agonía del rechazo. Pero si usas esas experiencias como una información única y ajustas tu estrategia y aproximación la próxima vez, tendrás una ventaja que nadie más tiene.

Recibe Material Exclusivo Traducido al Español

Recibe Material Exclusivo Traducido al Español

Suscribete  a Nuestro Boletín de Noticias

Hemos recibido tus datos con éxito