CÓMO MANTENER LA "CHISPA" EN TU RELACIÓN

6 MANERAS DE CULTIVAR Y MANTENER LA PASIÓN

CÓMO MANTENER LA CHISPA VIVA


“Las relaciones a distancia nunca funcionan.”
“Hay una crisis en el matrimonio hacia los 7 años.”
“Los niños siempre matan el amor en la pareja.”
“No se puede tener amor y una carrera exitosa. Has de escoger uno.”

Uno de los mitos más comunes sobre las relaciones a largo plazo es que la pasión existe solo durante el principio de una relación. Nos referimos a las mariposas en el estómago, esa excitación, esa chispa. Pero esa chispa se oscurecerá y calmara y hasta puede que llegue a desaparecer.

¿Os suena?

por qué desaparece “la chispa”

Cada pareja puede dar innumerables razones por las que se apaga el fuego de su pasión. Normalmente estas razones están relacionadas con la falta de tiempo que pasar juntos en pareja. Puede ser por la distancia, horarios de trabajo incompatibles o simplemente los hijos y sus necesidades. Lo que en principio puede ser un estado temporal se convierte inconscientemente en un hábito. La excusa se convierte en “mañana” o “la próxima semana” o “cuando las cosas estén más asentadas”.

Menos tiempo juntos lleva inexorablemente a una falta de intimidad, que se manifiesta asimismo en una falta de atracción. La falta de atracción a su vez conlleva una disminución de la comunicación entre la pareja, empezando así un círculo de negatividad que se convierte en frustración y alejamiento.

Mantener la chispa de la pasión viva es posible. Pero es necesario mucho más que tener un par de citas románticas para conseguir un cambio real y duradero en la relación.

6 MANERAS PARA MANTENER EL FUEGO DE LA PASIÓN PRENDIDO

  1. CREA

Has de crear lo que quieres, no solo perseguirlo. Para ser una buena pareja, has de estar en forma emocionalmente y al mismo tiempo ser capaz de  cambiar fácilmente y pasar de querer alguna cosa a hacer alguna cosa. Recuerda el principio de tu relación: hacías lo que hiciera falta para que esa persona estuviera feliz. ¿Qué estás dispuesto a hacer ahora?

  1. HABLA CON TU PAREJA

Has de intentar tener cinco veces más conversaciones positivas que negativas para que una relación sea una buena relación, especialmente si se quiere una relación íntima. Es fácil ver el impacto negativo de la gente que se siente cortada y dejada de lado en la esfera íntima de su pareja. Hablar no significa solo hablar unos minutos antes de irse a dormir. Significa hacer planes para el futuro, entender el lenguaje de amor de tu pareja y descifrar lo que está en su mente.

  1. CRECE

Lo que nos atrae de los demás no es más que otra parte de nosotros mismos que no estamos activando. Y entonces nos sentimos resentidos cuando esas cualidades son tapadas o reprimidas en la otra persona, que se manifiesta como frustración en la pareja. El crecimiento se produce cuando nos salimos de nuestra zona de comodidad, así que id a hacer alguna cosa nueva juntos.

  1. PLANEA SORPRESAS

Puede que parezca una contradicción, pero planear la espontaneidad puede marcar una gran diferencia entre la pareja. Una de nuestras favoritas es planear una cita sorpresa: reserva tiempo en la agenda de tu pareja pero no le digas para qué será o qué haréis. Entonces pasad un rato de calidad haciendo algo que los dos disfrutéis, ya sea salir a tomar una copa o una cena, al teatro, ver una película, dar un largo paseo, o una escapada de fin de semana…Tu pareja verá que te preocupas lo suficiente como para dedicarles tiempo y recordarás las razones por las que te embarcaste en esta relación al principio.

  1. DEJA DE VIVIR VIEJAS HISTORIAS

El momento en el que te encuentras es el único que es real. No intentes filtrar a tu pareja con alguna historia pasada. Lo pasado, pasado está. En su lugar, piensa qué hará que esa persona se sienta amada y vista. Y acto seguido, hazlo. Si no estás seguro o segura, ¡Pregunta!

  1. DA

El dar le muestra a tu pareja que la estás considerando una prioridad. Recuerda, si no contribuyes con algo, no recibes nada. Si no recibes nada, es probable que te sientas insignificante y no amado. Lo que debes hacer es pensar sobre lo que le puedes dar a tu pareja para que se sienta realizado/a, y que entienda que es tu prioridad principal. Ve más allá de lo que espera tu pareja y os convertiréis en los fans número 1 del otro respectivamente.

Crea sorpresas, no bloqueos. ¿Alguna manera todavía más fácil de hacer que una relación siga viva? Haz lo que hacías al principio de la relación y tu relación no tendrá final.