7 verbos que modelan el modo en que amas

7 VERBOS QUE MODELAN EL MODO EN QUE AMAS

ESTHER PEREL HABLA SOBRE EL LENGUAJE FUNDAMENTAL DE LAS RELACIONES


Este artículo fue escrito para el Blog de Tony Robbins por la reconocida terapeuta de parejas Esther Perel.

Hace unas semanas tuve el honor de sentarme con mi amigo Tony Robbins para hablar sobre mi nuevo libro, The State of Affairs (El título es un juego de palabras, El estado del asunto / de las aventuras amorosas). Tony y yo hemos trabajado juntos desde 2004 y ambos estamos convencidos de que la calidad de nuestras relaciones determina la calidad de nuestras vidas, así que sabíamos que nos lo íbamos a pasar bien, pero nos lo pasamos tan bien que nos sorprendimos nosotros mismos. Estuvimos hablando por más de dos horas.

Tony convirtió nuestra conversación en un podcast que os recomiendo que escuchéis aquí (en inglés).

Tratamos un gran abanico de cuestiones vinculadas con las relaciones que le quitan el sueño a mucha gente tales como: “¿Por qué las relaciones son diferentes hoy en día? ¿Por qué parece el amor moderno tan duro? ¿Cómo podemos mantener la pasión viva? ¿por qué pone la gente los cuernos a su pareja, incluso los que se encuentran en una relación feliz? ¿Cómo se puede evitar una aventura amorosa? ¿Se puede recuperar la confianza cuando esa confianza se ha roto? ¿Qué podemos aprender de la infidelidad? ¿Cómo podemos convertir una crisis en una oportunidad? ¿Qué opinión les merece a los franceses la infidelidad? Y quizás la pregunta más importante de todas: “¿Dónde aprendemos a amar y cómo?”

Este es una de mis preguntas favoritas.

Siendo una persona que habla nueve idiomas, he aprendido la importancia de la práctica de los verbos básicos. Se trata de los primeros verbos que aprendemos para hablar y frecuentemente son también los primeros que aprendemos para amar. Los siete verbos a los que quisiera prestar especial atención son:

  • Preguntar
  • Agarrar
  • Recibir
  • Dar
  • Compartir
  • Rehusar
  • Jugar/Imaginar

Cuando aprendimos estos verbos de niños, algunos se reforzaron y otros se debilitaron. Los incorporamos en los pilares de nuestros mecanismos de defensa y nuestras estrategias de supervivencia; nuestras fortalezas y debilidades. Esta historia emocional se explica también en el carácter físico del sexo. Es por eso que frecuentemente digo: “dime cómo fuiste amada (como niño), y te diré cómo haces el amor (como adulto). Todos estos verbos se usan cuando nos enfrontamos a los retos diarios del amor moderno – y cuando nos enfrentamos con el inmemorial tabú de la infidelidad.

Escribí “The State of Affairs” porque necesitamos un nuevo vocabulario y nuevas herramientas para hablar de algo que afecta al 80% de las personas (como los niños, el amigo/a, los hijos o el tercero/a que completa el triángulo). Necesitamos nuevas respuestas a preguntas como: “¿Cómo me puedo recuperar después de una aventura?” y “¿Cómo puedo tener un matrimonio a prueba de infidelidades?” porque las respuestas ahora mismo no son adecuadas: la infidelidad es una de las principales razones causantes del divorcio en los EEUU, y el índice de infidelidades sigue creciendo.

Y, ¿por qué sigo hablando sobre verbos?  Porque la mejor manera de blindar un matrimonio contra infidelidades es crear una relación robusta que incorpore todas las partes de ti mismo – y esta es también una de las etapas de recuperación tras una aventura amorosa. Mucha gente se desvía no por tener una pareja distinta, sino porque están buscando otra versión de ellos/as mismos/as: uno que recuerde cómo jugar, tomar, dar o recibir. Trabajar estos verbos no es la única solución, pero es un paso importante en la dirección adecuada.

Hacemos mejor lo que hacemos, somos lo que repetimos. Así que, si quieres reforzar alguno de tus verbos haz lo que Tony sugiere en el podcast, “Elige uno y enfócate en él.” Masajéalo, dale cariño y dedícale esfuerzo. Crea ese músculo. Y pregúntate: ¿Cuál es el verbo que requiere más estiramientos para ti? ¿Cuál es el más fácil? ¿Y qué verbo necesitas practicar ahora?

Y después de haber hecho eso durante un tiempo, vuelve aquí para tener más conversaciones sobre relaciones y el futuro del amor moderno. Tenemos mucho más de que hablar, incluyendo más modos para trabajar en Reavivar el deseo y crear la resistencia de una relación. Acabamos de empezar.

Claves para una negociación enérgica

CLAVES PARA UNA NEGOCIACIÓN ENÉRGICA

SECRETOS PARA TENER LA MEJOR INFLUENCIA EN TUS NEGOCIACIONES.

CLAVES PARA UNA NEGOCIACIÓN ENÉRGICA.


SECRETOS PARA TENER LA MEJOR INFLUENCIA EN TUS NEGOCIACIONES.

Artículo escrito por Keith J. Cunningham para Tony Robbins

Hay pocas personas que hayan tenido una formación en la negociación, aunque se trate de una de las habilidades más esenciales en los negocios y en la vida misma. Estamos negociando continuamente – para obtener mayores y mejores acuerdos en nuestro favor. En mi libro “Cómo hago negocios”, tomé todos mis años de estudio y de experiencia directa en negociaciones y los traduje en varios componentes básicos, desmenuzando lo que se necesita para ser un gran negociador y los errores que se deben evitar.

EL PROPÓSITO DE UNA NEGOCIACIÓN

Simplemente, el propósito de una negociación es maximizar la consecución de tus intereses. Nunca entrarás en una negociación para conseguir lo mínimo que puedas, ¿verdad? No, siempre querrás conseguir el máximo que puedas.

Pero en este punto nos podemos encontrar con una paradoja: para conseguir el máximo de lo que quieres, también has de intentar que la otra persona consiga sus intereses. Para que yo consiga todo lo que quiero, he de darte lo que tú quieras. Y este es el punto en el que la cosa se complica. Hay una manera de conseguir lo que quieres, y de dar a la otra persona lo que quiere con poca lucha. Este es el poder de la negociación.

COMPONENTES EN CADA NEGOCIACIÓN

Primero, es importante entender los tres componentes de una negociación:

  1. Deseo: Debe haber en ambas partes el deseo de empezar a negociar.
  2. Acuerdo: Te ha de importar el resultado, pero no te debe importar demasiado.
  3. No hay reglas fijas: Siempre habrá algunas reglas, si por ejemplo tú y yo estamos negociando para que te compre tu coche, seguramente estaremos los dos vestidos. Este tipo de reglas se sobreentienden. Pero, ¿en cuanto al valor del coche y cómo debemos empezar a negociar? En este aspecto no hay reglas fijas.

 

¿QUÉ OCURRE EN UNA NEGOCIACIÓN ENÉRGICA?

La negociación enérgica funciona sobre unas reglas básicas. Primero, se trata de sumar, no de restar. Se trata de resolver problemas, no de discutir. Finalmente, se trata de reformular nuestro discurso y de empatizar con el punto de vista de la persona con la que negociamos. ¿Por qué hay tanta gente que considera que negociar es tan difícil? Un concepto clave es la diferencia entre posición e interés.

LA BASE DE UNA NEGOCIACIÓN EXITOSA

Intenta recordar alguna negociación en la que te hayas sentido frustrado. Puede que fuera porque estabas negociando sobre tu posición contra su posición y tomó un cariz competitivo. Las negociaciones basadas en posiciones normalmente funcionan de la siguiente manera: Yo digo una cosa y tú te enrocas y defiendes tu posición. Así que yo defiendo la mía. Y aquí es donde entran nuestros egos, y donde nos empezamos a preocupar de quién tiene la razón y quién se equivoca. Cada uno toma una posición y dice lo que está dispuesto o no a hacer. ¿A dónde se puede ir desde aquí?

En lugar de negociar desde tu posición, deberías negociar desde tu interés. ¿Qué te motiva? Eso es lo que realmente importa. Veamos dos ejemplos:

Ejemplo 1: Supongamos que he estado saliendo con una mujer durante 3 ó 4 años y estoy locamente enamorado de ella. Así que le pido que se case conmigo. ¿Se trata de una posición o de un interés?

Ahora mismo, es solo una posición.

Pero si entonces digo, “quiero que te cases conmigo para ser mi compañera de por vida, con la que compartir mi vida, con la que hacerme mayor.” O podría decir, “quiero que te cases conmigo porque quiero a alguien que limpie para mí. Quiero a alguien que friegue los platos. Quiero a alguien que sea la madre de mis hijos, que me cocine.” Cuando digo por qué quiero que se case conmigo, conoce mis intereses y ahora puede tomar una mejor decisión para obtener el resultado que le interese.

Example 2: Estás pensando comprar una casa, así que llamas a un agente inmobiliario. ¿Qué pasaría si la primera cosa que dijera el agente fuera: “¡No te lo vas a creer! ¡Tengo una ganga para ti! Hay una casa que acaba de llegarme esta mañana. Va a estar vendida en dos días, y es una oportunidad magnífica. ¡Hemos de ir a verla ahora mismo!”

Probablemente te asustarías. No hay ningún agente inmobiliario que le diga eso a sus clientes. Y si lo hay, seguro que no es un agente exitoso. Un buen agente inmobiliario te diría algo parecido a lo siguiente: “Un placer hablar contigo. Dime qué es lo que buscas. ¿Te acabas de mudar a la ciudad? ¿Conoces la ciudad? ¿Vas a trabajar en el centro de la ciudad? ¿en los suburbios? ¿Cuánto tiempo crees que te puedes permitir gastar al día para ir y volver del trabajo? ¿Tienes hijos? ¿Qué precio tienes en mente? ¿Cuántas habitaciones necesitas?

Aquí el agente inmobiliario se pone a tu lado – quieres comprar una casa- e inmediatamente empieza a buscar tus intereses. Cuanto más sepa sobre lo que quieres y necesitas, más fácil lo tendrá para satisfacer tus expectativas. Esta es la razón por la que un excelente agente siempre querrá saber información más allá de dónde quieres vivir y del tamaño de tu familia para saber qué casas te debe mostrar. “Una casa para una familia grande” puede significar cosas distintas para distintas personas, así que cuanto más detallada sea la información que obtiene el agente, más probabilidades tienes de llegar a encontrar la casa que quieres.

La próxima vez que hayas de negociar, recuerda esto: Tus posiciones son tu comportamiento. Tus intereses son lo que motiva tu comportamiento. Si no has tenido una negociación exitosa, probablemente sea porque te habías enfocado en posiciones. Pero entrar en una negociación y enfocarte en los cuáles son tus intereses y los de la persona con la que estás negociando, puedes diseñar una solución que no requiera demasiado conflicto. Las cosas irán más fluidas las opciones de que todo el mundo satisfaga sus intereses se verán incrementadas dramáticamente, teniendo como resultado una negociación exitosa.

Cómo mantener la “chispa” de una relación viva

CÓMO MANTENER LA "CHISPA" EN TU RELACIÓN

6 MANERAS DE CULTIVAR Y MANTENER LA PASIÓN

CÓMO MANTENER LA CHISPA VIVA


“Las relaciones a distancia nunca funcionan.”
“Hay una crisis en el matrimonio hacia los 7 años.”
“Los niños siempre matan el amor en la pareja.”
“No se puede tener amor y una carrera exitosa. Has de escoger uno.”

Uno de los mitos más comunes sobre las relaciones a largo plazo es que la pasión existe solo durante el principio de una relación. Nos referimos a las mariposas en el estómago, esa excitación, esa chispa. Pero esa chispa se oscurecerá y calmara y hasta puede que llegue a desaparecer.

¿Os suena?

por qué desaparece “la chispa”

Cada pareja puede dar innumerables razones por las que se apaga el fuego de su pasión. Normalmente estas razones están relacionadas con la falta de tiempo que pasar juntos en pareja. Puede ser por la distancia, horarios de trabajo incompatibles o simplemente los hijos y sus necesidades. Lo que en principio puede ser un estado temporal se convierte inconscientemente en un hábito. La excusa se convierte en “mañana” o “la próxima semana” o “cuando las cosas estén más asentadas”.

Menos tiempo juntos lleva inexorablemente a una falta de intimidad, que se manifiesta asimismo en una falta de atracción. La falta de atracción a su vez conlleva una disminución de la comunicación entre la pareja, empezando así un círculo de negatividad que se convierte en frustración y alejamiento.

Mantener la chispa de la pasión viva es posible. Pero es necesario mucho más que tener un par de citas románticas para conseguir un cambio real y duradero en la relación.

6 MANERAS PARA MANTENER EL FUEGO DE LA PASIÓN PRENDIDO

  1. CREA

Has de crear lo que quieres, no solo perseguirlo. Para ser una buena pareja, has de estar en forma emocionalmente y al mismo tiempo ser capaz de  cambiar fácilmente y pasar de querer alguna cosa a hacer alguna cosa. Recuerda el principio de tu relación: hacías lo que hiciera falta para que esa persona estuviera feliz. ¿Qué estás dispuesto a hacer ahora?

  1. HABLA CON TU PAREJA

Has de intentar tener cinco veces más conversaciones positivas que negativas para que una relación sea una buena relación, especialmente si se quiere una relación íntima. Es fácil ver el impacto negativo de la gente que se siente cortada y dejada de lado en la esfera íntima de su pareja. Hablar no significa solo hablar unos minutos antes de irse a dormir. Significa hacer planes para el futuro, entender el lenguaje de amor de tu pareja y descifrar lo que está en su mente.

  1. CRECE

Lo que nos atrae de los demás no es más que otra parte de nosotros mismos que no estamos activando. Y entonces nos sentimos resentidos cuando esas cualidades son tapadas o reprimidas en la otra persona, que se manifiesta como frustración en la pareja. El crecimiento se produce cuando nos salimos de nuestra zona de comodidad, así que id a hacer alguna cosa nueva juntos.

  1. PLANEA SORPRESAS

Puede que parezca una contradicción, pero planear la espontaneidad puede marcar una gran diferencia entre la pareja. Una de nuestras favoritas es planear una cita sorpresa: reserva tiempo en la agenda de tu pareja pero no le digas para qué será o qué haréis. Entonces pasad un rato de calidad haciendo algo que los dos disfrutéis, ya sea salir a tomar una copa o una cena, al teatro, ver una película, dar un largo paseo, o una escapada de fin de semana…Tu pareja verá que te preocupas lo suficiente como para dedicarles tiempo y recordarás las razones por las que te embarcaste en esta relación al principio.

  1. DEJA DE VIVIR VIEJAS HISTORIAS

El momento en el que te encuentras es el único que es real. No intentes filtrar a tu pareja con alguna historia pasada. Lo pasado, pasado está. En su lugar, piensa qué hará que esa persona se sienta amada y vista. Y acto seguido, hazlo. Si no estás seguro o segura, ¡Pregunta!

  1. DA

El dar le muestra a tu pareja que la estás considerando una prioridad. Recuerda, si no contribuyes con algo, no recibes nada. Si no recibes nada, es probable que te sientas insignificante y no amado. Lo que debes hacer es pensar sobre lo que le puedes dar a tu pareja para que se sienta realizado/a, y que entienda que es tu prioridad principal. Ve más allá de lo que espera tu pareja y os convertiréis en los fans número 1 del otro respectivamente.

Crea sorpresas, no bloqueos. ¿Alguna manera todavía más fácil de hacer que una relación siga viva? Haz lo que hacías al principio de la relación y tu relación no tendrá final.

 

¿Cómo ves el mundo?

¿CÓMO VES EL MUNDO?

DESCUBRE SI ERES COINCIDENTE O DISCORDANTE Y LO QUE ESO SIGNIFICA

¿CÓMO VES EL MUNDO?


Echa un vistazo a las tres figuras que puedes ver bajo estas líneas y explícanos qué relación ves entre ellas.

Si te preguntáramos que nos describieras la relación que hay entre estas tres figuras, nos podrías responder de muchas formas distintas. Podrías decir que las tres son rectángulos. Podrías decir que todas tienen 4 lados. Podrías decir que dos son verticales mientras que la tercera es horizontal, o que dos están de pie y otra estirada, o que ninguna figura tiene exactamente la misma relación con las otras dos. O que una es diferente y que las otras dos son iguales.

Hay muchas repuestas razonables, pero, ¿qué está pasando aquí básicamente? Todas son descripciones de la misma imagen, pero son descripciones con maneras totalmente diferentes de abordarla. Lo mismo pasa con lo que denominamos coincidentes o discordantes.

Este metaprograma determina cómo organizas la información para aprender, entender… Para determinar si alguien es un coincidente o discordante, pregúntale sobre la relación existente entre cualquier grupo de objetos o situaciones y presta atención en si se centra en las similitudes o en las diferencias.

COINCIDENTES

Algunas personas responden al mundo buscando semejanzas. Cuando miran cosas, ven lo que esas cosas tienen en común, Son “coincidentes”. Este tipo de persona, suele ver los rectángulos que hemos usado como ejemplo hace un momento y decir: “Todos son rectángulos, pero dos están orientados verticalmente y el otro horizontalmente”.

DISCORDANTES

Otras personas son “discordantes” o personas de “diferencias”. Dentro de esta categoría podemos encontrar dos tipos diferenciados. Un tipo mira al mundo y ve cómo son diferentes las cosas. Puede que vea los rectángulos y que diga que son todos distintos y que tienen diferentes relaciones entre ellos. El otro tipo de “discordante” ve diferencias con excepciones. En cierta manera, se trata de un “coincidente” que encuentra las semejanzas primero con excepciones pero en orden inverso – primero ve las diferencias, y entonces le añade las cosas que tienen en común.

LA DIFERENCIA

Los modos “coincidentes” o “discordantes” son de suma importancia, ya que se pueden desarrollar de muchas maneras. Si tu trabajo implica la repetición continua, año tras año, ¿crees que te convendría contratar a una persona “de diferencias”? Claro que no. Mejor te iría contratando a una persona de semejanzas o coincidente – esa persona  estaría muy contenta trabajando en un trabajo de esas características durante todo el tiempo que la necesitaras.

Pero si en lugar de ese tipo de trabajo se tratara de un trabajo que requiriera de necesidad de flexibilidad o de cambios constantes, ¿contratarías a una persona coincidente? Es obvio que no deberías hacerlo. Este tipo de distinciones pueden ser muy útiles a la hora de descubrir qué persona es adecuada para un puesto, asegurándonos así que pueden estar satisfechos por un largo periodo de tiempo en una posición de trabajo.

Pero las personas no son los perros de Pavlov. Pueden modificar sus estrategias hasta cierto punto, pero solo si se les habla en su mismo idioma. Se necesitan grandes dosis de paciencia y esfuerzo para conseguir redirigir y cambiar a un discordante convencido en un coincidente.

¿Pueden vivir en paz una persona discordante y una coincidente?  Faltaría más – siempre que se entiendan entre ellos. Si es así, en el momento en que surjan diferencias se podrán dar cuenta de que la otra persona no es mala o está equivocada, sino que simplemente percibe las cosas de una manera distinta. No se necesita ser exactamente como otra persona para poder establecer una buena relación. Necesitas memorizar las diferencias que tenéis en la forma como percibís las cosas y aprender a respetar y apreciar al otro.

4 “SUPER ALIMENTOS” QUE TE PUEDEN SANAR

4 “SUPER ALIMENTOS” QUE TE PUEDEN SANAR

PLANTAS QUE PREVIENEN ENFERMEDADES Y MEJORAN TU SALUD

¿Te has encontrado alguna vez viendo la televisión y cuando se ha interrumpido el programa para las cuñas publicitarias te has dado cuenta de que la mayoría son de medicamentos? El colesterol alto, la tensión arterial, diabetes, artritis – parece que cualquier dolencia o enfermedad tiene una infinidad de medicamentos alineados para curarte. Aunque si prestas atención a la interminable lista de efectos secundarios que aparecen al final del anuncio, parece evidente de que es un trato con el diablo.

¿Y si pudiéramos ocuparnos de nuestros males de un modo más natural? ¿Y si existiera un modo más naturista, que no proviniera de un laboratorio, sino de la Tierra? Sea como sea, el 70% de las 3,000 plantas que el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos identificó como activas contra las células cancerígenas provienen de la selva tropical. Y aproximadamente 7,000 compuestos médicos prescritos por los doctores de occidente son directamente derivados de plantas. Siendo así, sería lógico que existiera una forma más natural de abordar la salud.

Esto no intenta de ninguna manera desacreditar a la medicina occidental. Hay innumerables avances técnicos y farmacológicos que han sido inestimables, ayudando a mejorar y a salvar incontables vidas. Lo que si que intenta, es clarificar modos en los que podemos incorporar algunas plantas en nuestras vidas para mejorar nuestra salud y a su vez nuestra calidad de vida.

Es probable que de hecho estés haciendo ya más de lo que eres consciente. Cada vez que consumes frutas y verduras, estás alimentando tu cuerpo con vitaminas y nutrientes que te proporcionan energía, ayudan a mantener a raya las enfermedades y tienen numerosos efectos beneficiosos. Puede que incluso estés realizando un esfuerzo consciente al incluir en tu dieta de manera regular algunos “súper alimentos” que son bien conocidos, como el açaí, los arándanos, la quinoa o la col rizada. Pero si lo que quieres es llevar tu salud al siguiente nivel, te hemos preparado una lista con 4 alimentos que son auténticas fábricas de vitaminas y nutrientes – que ayudan a tu cuerpo a obtener más resistencia física, a luchar contra las enfermedades, reducir las inflamaciones, mejorar tu salud intestinal e incluso a reforzar tu sistema cardiovascular.

FRAMBUESA NEGRA

Seguro que has comido, o al menos has oído hablar de la frambuesa, pero ¿has oído hablar de su prima, la frambuesa negra? Las frambuesas negras contienen los mismos compuestos y anti oxidantes con cualidades beneficiosas como contienen otros tipos de bayas (que se ha demostrado ayudan a combatir el cáncer, enfermedades coronarias, apoplejía y posiblemente Alzheimer), pero lo que las distingue del resto de bayas es que además de contener las mismas sustancias que el resto, contienen también un contenido excepcionalmente alto de antocianina.

La antocianina es la sustancia que proporciona a las bayas ese color tan intenso y sus propiedades de protección vascular. Varios estudios han relacionado la antocianina con la mejora de funciones cognitivas, salud cardiovascular, retentiva del cerebro, prevención del cáncer y reducción del colesterol.

Las frambuesas negras también funcionan como inhibidoras de la Ciclooxigenasa, realizando así la misma función que muchos de los anti inflamatorios más comunes que podemos adquirir en las farmacias, tales como el Ibuprofeno o el Naproxen. Pero las propiedades anti-inflamatorias de esta baya no se limitan solo a reducir la inflamación en las articulaciones. Un estudio realizado en 2012 mostró que tras solo 10 días de consumo de frambuesas negras se podía apreciar una disminución en la inflamación del tejido colorrectal.

FRUTA NONI

También conocida como la Mora India, la fruta noni se ha conocido desde hace miles de años. En el sur del Mar Pacífico, la fruta se ha usado desde hace mucho para tratar casi todas las enfermedades imaginables. Pero en la última década, ha ganado popularidad como una medicina alternativa – ayudando a reducir el colesterol, a reducir inflamaciones, aumentar la salud gastrointestinal e incluso a ayudar en la lucha contra el cáncer.

Si tienes articulaciones que te produzcan dolor, o si padeces de artritis, puede que noni te ayude a aliviar el dolor. Varios estudios muestran que el puré de noni ayuda a reducir la sensitividad al dolor, y que puede incluso ayudar a disminuir el dolor en las articulaciones y en la destrucción de las articulaciones causada por la artritis.

Además, el noni está repleto también de gran cantidad de nutrientes que inhiben la aparición y el crecimiento de las células cancerígenas – como por ejemplo las antraquinonas, los compuestos glucósidos, el limoneno, óxido nítrico, fitonutrientes, polisacáridos y fibra soluble e insoluble. La fibra, además de ayudar a limpiar la sangre, ayudan a reducir el colesterol y ayudan también a fortalecer la salud de tu tracto digestivo.

Aparte de la prevención del cáncer y de la salud gastrointestinal, el jugo de noni mejora tu sensación de bienestar. Tiene un alto contenido de ácidos grasos, que ayudan a mantener nuestra piel y a que nuestros vasos sanguíneos se mantengan en buen estado. Contiene también selenio, que es un anti-oxidante. Otra sustancia que contiene el noni y que nos ayuda a mantener la sensación de bienestar es la escopoletina. Para terminar, el terpeno ayuda a nuestro cuerpo a restaurar nuestras células y a eliminar toxinas.

La mejor manera de consumir la fruta noni es cruda, ya sea en jugo o seca. Aunque si se mezcla con otras frutas o si se le añade azúcar puede que sea más apetecible, esas combinaciones hacen que se cancelen los beneficios que aporta la fruta. Decimos esto porque tanto el olor como el sabor de la fruta noni son….intensos. Pero los beneficios que aporta, hacen que esté más que justificado el esfuerzo de hacer tripas corazón a la hora de ingerirla.

RAIZ DE MACA

Puede que hayas oído hablar de la maca estos últimos años, se trata de una raíz de los Andes que crece en Perú y Bolivia y que se encuentra llena de vitaminas y minerales. La Maca es impresionantemente útil a la hora de combatir el estrés. Puede aumentar tu energía sin el nerviosismo asociado a la cafeína, y puede tener un efecto positivo en el equilibrio hormonal.

El sabor de la maca es bastante placentero, y se encuentra disponible frecuentemente en forma de polvo. Los que usan regularmente polvo de maca – añadiéndolo en yogures o smoothies por ejemplo – aseguran tener más energía, aguante y vigor a lo largo del día.

La maca también ayuda a mejorar la fertilidad. Muchas mujeres tienen problemas de desequilibrios hormonales. Sus niveles de estrógenos son o demasiado altos o demasiado bajos, lo que puede causar que la fertilidad sea un problema, además e que puede afectar a tu estado de ánimo, causando que estés más ansioso o incluso deprimido. Se cree que la maca ayuda a controlar la producción de estrógenos en las mujeres, y en los hombres se ha demostrado que mejora la producción de espermatozoides, en movilidad y volumen – ambos componentes cruciales en la mejora de la fertilidad.

Con un altísimo contenido en calcio, vitaminas B1, B2, C y E, la maca es también una gran fuente de magnesio, potasio, cobre, zinc, manganeso, fósforo, selenio, sulfuro, sodio, hierro y fitonutrientes. Se ha demostrado también que aumenta los niveles de glutatión en el cuerpo, ayudando a mejorar el sistema inmune y la resistencia a las enfermedades.

LA BAYA DEL SAÚCO

Puede que hayas oído hablar de la flor del saúco. Pero lo que realmente nos interesa aquí no es ya la planta sino su baya. La fruta del saúco tiene un sabor muy punzante, aunque con un toque dulzón, pero está repleta de vitaminas y nutrientes que le otorgan es estatus de “súper alimento”.

Una sola ración de baya del saúco contiene casi la mitad de las necesidades diarias que nuestro cuerpo tiene de fibra. La fibra ayuda en la salud gastrointestinal, ayudando a combatir el restreñimiento y el exceso de gases. La fibra también colabora en la eliminación del exceso de colesterol en nuestro cuerpo, ayudando a mejorar la salud cardiovascular.

Las bayas del saúco se encuentran también cargadas de compuestos anti-inflamatorios que ayudan a disminuir el dolor en las articulaciones y el dolor causado por inflamaciones, mientras que sus altos niveles de minerales esenciales fortalecen los huesos y el crecimiento de tejido óseo. Los bioflavonoides presentes en la baya del saúco aumenta el sistema inmune aumentando los niveles de antioxidantes.

En un nivel mucho más práctico – hay estudios que han mostrado que la baya del saúco cuenta además de con propiedades antivirales, también con propiedades que aumentan el sistema inmune para ayudar a aliviar los síntomas y a traer alivio.

Una importante advertencia – hay pocas especies de la baya del saúco que son comestibles. ¡No cojas bayas del saúco! La mayoría de las bayas y tras plantas crudas son venenosas. Asegúrate de que la persona que te lo proporciona tenga alguna licencia y que provienen de una fuente de confianza. Y si tienes problemas con los riñones, ni te acerques a las bayas del saúco, tienen propiedades diuréticas y puede empeorar tu condición.

¿Cuál es el estado de tu unión?

¿CUÁL ES EL ESTADO DE TU UNIÓN?

¿Cuál es el estado de tu unión?


¿Cuántas veces oyes a alguien decir que se sienten dados por sentado por su pareja? ¿Has experimentado esa sensación tú mismo? ¿Por qué tratamos de forma distinta a nuestra pareja a medida que el tiempo pasa? ¿Y en qué afecta eso a la calidad de las relaciones?

Al principio de una relación, tenemos tendencia a fijarnos en lo maravillosa que es nuestra pareja. Todo es nuevo y excitante. Le contamos a todos lo bien que van las cosas. Y que tomaremos grandes medidas para que nuestra pareja se sienta especial e importante. Pero de repente – cuando ya han pasado seis meses, seis años o hasta sesenta – llegamos a un punto en que las cosas se convierten en sensaciones familiares y perdemos esa emoción, esa pasión y energía.

Así que, ¿qué debemos hacer? ¿Cómo mantenemos esa increíble sensación de pasión por nuestra pareja?

Libérate de tus normas

Al principio de una relación no imponemos normas a nuestra pareja. Pero a medida que pasa el tiempo empezamos a construir creencias sobre cómo nuestra pareja debería actuar, pensar o sentirse. Esperamos cosas de ellos que nunca esperaríamos de nadie más. Y cuando no se cumplen nuestras expectativas retenemos nuestro amor incondicional, o aun peor, los tratamos con desprecio.

Considera a un hombre, por ejemplo, uno que tenga amor incondicional por sus nietos. En sus ojos, no pueden hacer nada mal. Es puro amor, pura alegría. Y le llena de una manera que nada más puede. Ahora, ¿por qué no tiene ese amor para su pareja, la que verdaderamente lo necesita de el más que nadie? ¿Por qué hay reglas diferentes en juego?

Si quieres revivir el romance, da un paso atrás y pregúntate: “¿qué aprecias de tu pareja? ¿Qué hace que él o ella sea la persona más importante en tu vida?” Libérate de tus normas y empieza a centrar tu atención hacia querer a tu pareja por quien es – porque eso es con lo que te enamoraste. Sal de tu mente y entra a tu corazón. Deja de vivir de un lugar de expectaciones creadas y empieza a vivir en el momento, compartiendo el amor que tienes hacia tu pareja.

Aprecia el masculino y el femenino

 Demasiado a menudo, intentamos convertir a nuestra pareja exactamente como nosotros – y esperamos que ellos se comuniquen de vuelta, se comporten y piensen como nosotros.  Cuando se desvían de esas expectaciones, la frustración crece en nosotros y podemos estar resentidos. Pero que si empezamos a ver nuestras diferencias como un regalo?

Un hombre masculino, por ejemplo, se puede frustrar por lo emocional que una mujer femenina puede ser. Y el querrá que ella sea mas lógica, como es el. Pero si ella fuera mas lógica, el contraste seria menor. Así cambiando la perspectiva del hombre a una de apreciación, el puede ver que la dinámica femenina es perfecta para complementar la base masculina.  Y que las cosas que potencialmente le podrían frustrar y enfadar van a empezar a excitarle y animarle.

Aprecia las complejidades del masculino y la energía del femenino.  Como el masculino se basa mas en la dirección y la misión, el femenino es mas de la conexión y emoción. Igual que el masculino quiere ser apreciado, el femenino quiere ser entendido. Y son estas diferencias las que crean pasión – esa chispa que os lleva aun mas cerca.  Haciendo estas decisiones para cambiar tu perspectiva hacia la apreciación , no solamente veras a tu pareja en una nueva luz, aprenderás a como conectar con el/ella en un nivel mas profundo.

Entra en estado

 El siguiente paso es empezar a sacar recursos del estado que tu traes a tu relación.

Cuando hay dos personas en una relación que están en estado bello. – están excitados el uno del otro, excitados sobre la vida, cuidando de sus cuerpos y están llenos de energía – que tipo de relación crees que crean? Estarán en una relación de estado pico, cerca de cualquier cosa con amor, pasión y alegría: tratando-se entre ellos con respeto y reverencia.

Ahora que si hay dos personas en buen estado? Que tipo de relación crees que sale de eso? Si dices “buena” – estas en lo correcto. Pero bien es el enemigo de genial. Porque tendrías una relación “buena” cuando puedes tener una impresionante?

Ahora considera a dos personas en estados negativos. Aun que se quieran, cuando dos personas están en una relación experimentando stress, frustración o depresión – van a decir y hacer cosas de las que se arrepentirán. Hablaran de su pareja de formas hirientes. Habrá poca pasión, poca alegría. Y a medida que pasa el tiempo eso acaba destruyendo la relación.

 

Rompiendo el estado negativo

 Claro, la vida no es siempre ideal. Las dos personas en la relación no siempre estarán en un estado bello.  Pueden haber momentos en los que ambas personas no estén en un buen estado. Pero después se convierte imperativo aprender a como romper el mal estado y así poder estar allí pera nuestra pareja en la mejor manera posible

Cuando ves que la conversación esta siendo llevada por un mal estado, o tienes la sensación de que se pone tensa, haz la decisión consciente de cambiar tu estado. Da una caminata. Tomate una ducha. Come un aperitivo nutritivo. Bebe un poco de agua. Date un baño. Haz algo para cambiar tu fisiología. Porque, como dice Tony, si haces un cambio radical en tu fisiología – tu respiración, tu movimiento, tus expresiones faciales, tus cualidades vocales – instantáneamente  cambiaras tu estado emocional.

La otra manera de cambiar tu estado es cambiar tu enfoque. Como dice Tony “donde va la atención, fluye la energía.” Así que da un paso atrás y evalúa como estas llevando la relación. Como estas tratando a tu pareja? Como le estas haciendo sentir? Cambia tu enfoque a el amor, amabilidad y compasión — la atención que tenias al principio de la relación – y mira como puedes cambiar tu estado.

Recuerda, “amor no es solo un sustantivo, es un verbo, que quiere decir que necesita acción. Si quieres mantener el amor y la pasión en tu relación, esto requiere esfuerzo concentrado. Cuando olvidamos  como apreciar el uno a el otro  y como realmente estar presente para nuestra pareja nos arriesgamos a hacer daños irreparables conforme pasa el tiempo. Hasta las heridas mas pequeñas tendrán dificultad en repararse sin amor y compasión. Así que haz decisiones para estar presente para tu pareja, de la manera que hiciste al principio. Y veras que cuando aprendes a como hacerlo – no habrá un final.